Montaje

Reconstruidos MOBER, S.L le agradece la compra de nuestro producto por la confianza depositada en nosotros. La satisfacción de nuestro cliente, está determinada por dos factores, los esfuerzos realizados por optimizar la calidad del producto suministrado por Reconstruidos MOBER, S.L. y la calidad de la instalación del producto, por lo que te recomendamos que te tomes unos minutos para leer estos consejos que te pueden ser muy útiles y te evitarán problemas.

En el montaje debes utilizar siempre las especificaciones del fabricante, respetando normas de limpieza, consejos de instalación, pares de apriete, etc.

Recepción:

Junto con el transportista, revisa que el producto no presente golpes ni roturas, de lo contrario anótalo en el albarán de entrega, ya que esta es la única forma de poder reclamar al seguro de la compañía, si firmas sin revisar el producto y este presenta alguna anomalía, no podremos reclamar a la compañía de transporte y Reconstruidos MOBER, S.L. no podrá asumir ningún coste generado por esta incidencia. Si el producto presenta daños, a demás de anotarlo en el albarán, deberás ponerte en contacto con Reconstruidos MOBER, S.L. que te indicara los pasos a seguir.

Controla que el producto recibido se corresponde con lo pedido, revisa bien los diferentes orificios, soportes, tuberías, etc. para asegurarte que es igual. Si nuestro producto llega con piezas de transporte, (cárter y/o tapa de balancines) deberás reutilizar las de tu motor, no sin antes controlarlas y limpiarlas.

Antes del montaje:

Es importante que averigües la causa del daño anterior, esto evitará que la avería se repita en el producto suministrado. Debes de verificar los siguientes puntos que te detallamos y no dudar en reemplazar cualquier pieza que genere la más mínima duda:

Sistema de admisión

Circuito de admisión, las fugas permiten el paso de suciedad o polvo lo que lleva a un desgate prematuro.

Colector de admisión para detectar posibles piezas extrañas y/o rotas. Asiento tanto del colector como en la propia culata.

Circuito de refrigeración

Una buena refrigeración es fundamental para la vida útil del producto. Posibles zonas obstruidas en el radiador, funcionamiento de ventilador, sensores, bomba de agua y termostato. Si el motor suministrado no lleva la bomba de agua, debes revisar el estado da la de tu motor, ruido de rodamiento, fugas o excesiva corrosión, son síntomas de una bomba en mal estado, en caso de dudas sustituye la bomba pues te puede ahorrar mucho tiempo y dinero. Tapón del bote de expansión así como el del radiador (de llevarlo). Mangueras y abrazaderas.

Sistema de combustible

Una mezcla incorrecta puede causar sobrecalentamiento y desgaste excesivo en los segmentos. Analiza el filtro viejo para ver si hay restos de agua o partículas extrañas, en este caso deberás limpiar todo el sistema de inyección incluyendo el deposito.

Lleva a un especialista tanto los inyectores como la bomba inyectora, un mal funcionamiento del sistema de inyección causa desgastes excesivos, un bajo rendimiento del motor e incluso daños irreparables en los pistones y cilindros.

Revisa y ajusta todos los parámetros del sistema de inyección, recuerda codificar los inyectores de ser necesario.

Sistema de engrase

Limpiar soporte filtro de aceite rigurosamente. Revisa con especial atención el enfriador de aceite, debe ser limpiado y comprobado por fugas internas.

Ventilación

Revisa el sistema de ventilación del motor, ya que un sistema obstruido provoca excesiva presión en el cárter, lo que causa fugas en los retenes y juntas.

Escape

El sistema de escape podría contener restos de partes rotas o aceite procedentes de la rotura anterior.

Montaje

Motor

Montar el motor cuidadosamente puede evitarle perdidas de tiempo adicionales. Monta todos los accesorios posibles sobre el motor antes de meterlo en el compartimento del vehículo, trabajarás más cómodo y tendrás tu trabajo controlado. Le recomendamos que limpie el vano motor, el momento de acoplar el motor será más gratificante para usted y a la vez le brindará un mejor servicio a su cliente.

Antes de montar las piezas en el motor, estas deben ser controladas y limpiadas. Asegúrate de montar bien las juntas para que no obstruyan los orificios, NO UTILICES JUNTAS LIQUIDAS en el turbo, enfriador de aceite y cuerpo de aceite.

Sustituye el filtro de aire y limpie bien su alojamiento. Sustituye el filtro de aceite, en caso de ser un filtro sumergido, limpie también su alojamiento.

Cambia el filtro de gasoil. Cambia los tornillos por unos nuevos, tanto de volante motor y utiliza un sellador correcto, como de inyectores, ejes y culata. Todos los tornillos deben ser apretados al par especificado por el fabricante. Verifique que los datos de apriete y especificaciones corresponden con el tipo de motor.

Culata

No coloques la culata sobre el plano ya que podría causar daños en las válvulas y en la superficie de sellado al bloque. De hacerlo, asegúrate de colocarla sobre una superficie protectora. Antes de transferir piezas a la culata, asegúrate de que estas están en buenas condiciones y limpias.

Verifica posibles desgastes en árbol de levas, balancines, del estado de los empujadores, sobre todo si son hidráulicos, ante cualquier duda vale la pena cambiarlos.

En el caso de las culatas con válvulas, debe revisar y sustituir si fuera necesario, los empujadores, los balancines y el árbol de levas.

Asegúrate de que tanto el plano de culata y el del bloque están limpios.

Repasa los orificios de los tornillos en el bloque con el correspondiente macho y eliminar las virutas o partículas generadas. Verifica con regla que el plano del bloque no está deformado Limpia los posibles depósitos de carbonilla en los pistones. Coloca la junta de culata correcta, con el espesor adecuado según la altura de pistones. Coloca la junta con el indicador hacia arriba, verifica que todos los orificios de la junta, del bloque y de la culata coinciden, ya que puede parecer estar bien montada pero podrían quedar tapados orificios que causarían una avería.

En los tornillos de culata, utiliza grasa en sus alojamientos, aplícala en las rocas y entre la cabeza del tornillo y la arandela, no entre la arandela y la culata. Aprieta los tornillos con el par de apriete y angular especificado por el constructor.

En los motores con empujadores mecánicos es necesario ajustar la holgura marcada por el fabricante.

La mayoría de los orificios del motor llevan tapones, quita estos cuando vayas a montar las correspondientes piezas y los orificios queden cerrados, esto evitará que cuerpos extraños entren en el motor así como su contaminación durante el montaje.

Verifica la polea del cigüeñal, controla que tanto los canales como el dámper se encuentran en buen estado.

Es aconsejable utilizar sellante en el tornillo de la polea, apretando este al par especificado.

Monta la distribución nueva en el caso de no ser suministrada, cuidadosamente respetando los pasos marcados por el fabricante (sincronizado, tensión), ya que un fallo en ella puede tener consecuencias desastrosas para el motor.

Sustituye los sellos y las arandelas de fuego de los inyectores.

Sustituye la correa de accesorios, de no tener la seguridad de su buen estado.

Utiliza aceite y líquidos especificados por el fabricante, purga bien todos los circuitos, sobre todo el de refrigeración.

Turbo

Sustituye el tubo de entrada de aceite al turbo por uno nuevo. Controla y limpia el tubo de retorno de aceite. Sustitúyelo de tener dudas. Antes del montaje llena el núcleo de aceite y haz girar el eje a mano, esto evitará que los primeros giros sean en seco dando durabilidad al turbo.

No utilices juntas líquidas en el montaje del turbo.

Antes de la puesta en marcha, asegúrate de que todos los niveles están correctos, controla posibles fugas, verifica la tensión de las correas y que todos los cables están bien colocados y conectados.

Desconecta los cables de bujías para motores gasolina y evita el suministro de gasoil para los motores diésel. Acciona el motor de arranque y verifica la presión de aceite, en el caso de falta de presión deberás purgar el circuito llenando manualmente el filtro de aceite y llenando los canales. Cuando tengas la presión de aceite correcta, puedes conectar los cables de bujías y restablecer el suministro de gasoil. Una vez en marcha deja el motor funcionado al ralentí durante unos minutos.

Verifica que todos los testigos se apagan y controla la temperatura motor. Verifica posibles fugas de aceite, agua o gasoil. Verifica cuidadosamente el sistema de refrigeración, que el termostato abre, que el ventilador funciona en sus respectivas velocidades, así como que el refrigerante circula adecuadamente. Cuando el motor tenga la temperatura de funcionamiento y si no presenta ninguna perdida de líquidos o funcionamiento anómalo, deberás probarlo en carretera, en ella verifica que todo funciona correctamente y que no presenta ruidos extraños.

Consejos de rodaje.

Durante los primeros 1000km no fuerces el motor, utiliza solo el 80% de la potencia. Evita dejar el motor al ralentí durante excesivo tiempo así como las revoluciones constantes. Después de 1000 kilómetros, te aconsejamos que revises posibles fugas, niveles, ruidos, conexiones, etc.